Cómo adiestrar un perro

Cómo adiestrar un perro

Trucos básicos para saber cómo adiestrar un perro

¿Cuáles son las técnicas que se utilizan para adiestrar a un perro? Te mostramos los pasos a seguir para educar un perro correctamente. Consulta nuestra guía de trucos y consejos a continuación:

Antes de nada, tienes que tener claro lo que NO debes hacer nunca cuando quieras adiestrar un perro:

  • No le grites ni le pegues, ya que está demostrado que no funciona y además es contraproducente.
  • No utilices collares de ahogo. Torturar a un perro es lo más cruel que existe y no vas a conseguir nada bueno con esto.
  • No te pienses que es cuestión de unos pocos días. Un buen entrenamiento requiere de semanas e incluso meses. Ten mucha paciencia.
  • No utilices apodos u otras formas de dirigirte a tu perro. Siempre llámale por su nombre.

Para educar un perro correctamente y/o enseñarle algunos trucos es importante que tengas paciencia y dedicación. No basta con unos pocos días y no servirá de nada si no eres constante. Dedica tres o cuatro días a la semana a adiestrar tu perro. Haz sesiones de media hora justo después de un paseo. Obtendrás mejores resultados si tu perrito se ha desahogado y ha hecho sus necesidades.

El lugar a escoger debe ser tranquilo, sin distracciones. El perro debe tener todos sus sentidos puestos en lo que le estás transmitiendo. No debe haber otros perros ni gente cerca.

Finalmente, lleva siempre una bolsa con premios. Puedes encontrar todo tipo de snacks y galletas para perros en el mercado. Cada vez que tu perro haga lo que le pidas, felicítale con un premio. Las caricias también son bienvenidas.

Este puede ser el truco más típico y fácil de enseñar a un perro si nunca has adiestrado a ninguno. Es muy sencillo: ponte delante de tu perro y, mientras con una mano le presionas levemente la espalda para que se siente, le dictas la orden de sentarse, que puede ser «sit», «siéntate» o similar. Debes decirlo una sola vez, con voz clara y firme.

En el momento en que se acabe sentando le das un premio. Lo repites varias veces. Es probable que el primer día no haga mucho caso, pero si insistes varios días, tarde o temprano empezará a sentarse sin necesidad de que le presiones la espalda. Cuando llegue el día que le digas la orden y se siente al instante podrás dar por aprendido el truco y empezar el siguiente.

¿Te han sido útiles estos consejos? Anímate y cuéntanos tus experiencias o cualquier duda en los comentarios. Seguro que tus aportaciones ayudarán a muchos interesados en el mundo de los perros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo.